domingo, 30 de marzo de 2008

Oh Patrick...

Patrick Swayze ha protagonizado dos de las escenas más sexys de la historia del cine (en mi humilde humilde opinión).

Pobrecito, tiene cáncer. Pero aquí les dejo las dos escenas con una modesta explicación de la que aquí escribe para contextualizarlos. Aunque en realidad no hace falta. Las escenas hablan por sí mismas.

Uf. Ya me dio calor.

El orden en que las pongo es en el que yo las ví en el cine. Ahí les va...



Esta chamaca muy pillina se llama Baby. Lleva toda la película enamorada de Johny, que es un chico "malo" dedicado a dar clases de baile en un club familiar, donde Baby pasa las vacaciones con sus papas y la tetísima de su hermana. Por azares del destino, Baby debe de aprender una coreografía que Johny le tiene que enseñar. Ambos sacan chispas durante todos los ensayos, hasta que llega el momento de esta escena, donde Baby se rebela en contra de su padre y va a ver a Johny a su cuarto, donde vuelven a sacar chispas, esta vez literal. Una escena para mí de 10, donde esta núbil y virginal chiquilla no se aguanta las ganas que le da este galán, al que convierte en su amante "prohibido". Después ella se vuelve muy golosa, jeje.








¿Y qué decir de esta escena mucho más familiar? La protagonista es una artista de la cerámica lleva una vida de ensueño. Vive en super departamento de Manhattan con su novio que es un bombón. Horas antes de que él muera, comparten este candente momento. Después a él lo matan y ella pasa el resto de la película recordando cuando el novio le descompuso su jarrita. Creo que yo también me pondría así. Sniff.

5 comentarios:

Ben dijo...

A quien no le gustaria que el bonbon eso le descompusiera la jarrita? Jajajaja, hay algo que nos quieres decir con este tipo de posts, querida? Jajajaja

Rob dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rob dijo...

Justamente el lunes estaba en la casa d unos amigos y pasaron una película donde sale el "malo" de ghost y entonces nos preguntamos: ¿q paso con el "bueno"?, ya casi no lo volvimos a ver... ah, pues ahora sé q tiene cáncer.

Por cierto, interesante blog.

Viviana dijo...

Ben: ¿Qué te puedo decir? Entró la primavera... y ya hace mucho calor por acá.

Rob: Bienvenido. El Patrick hizo muchos churros después de estas películas. Es un actor que a mí siempre me ha caído muy buen. Y en esta época de su vida, pues era un muñeco. Saludos

Unicornio dijo...

Hola, Viv:

...y eso que no lo han visto en "El Duro" (insisto, así tradujeron el título de la película, a mí no me vean feo), sin ninguna alusión primaveralmente bombonil, jajaja.

Eso de echarse al plato (o sea, eliminar, neutralizar, suprimir, vamos...: matar. No piensen otra cosa!) a medio pueblo de esbirros del maldoso de la película, se le puede perdonar... pero ¿chutarse un Mercedes Benz de colección, nomás porque los malos se echaron a su cuate y casi "sensei"?

Y además, recuerdo otra película donde, con ayuda de toda la "campirana" familia (algo así como los "Vengadores Beverly Ricos", cobra justa (?) venganza de unos mafiosos que le dieron "cuellos" a un familiar.

Coincido contigo, Viv: mejor verlo "achucharse" con las chicas de los videos, que en plan de "self-made ninja-country" en sus otras películas, jejeje.

Por cierto, la escena del "jarrito cachondo" ("Jarritos, ¡qué buenos son!") la parodiaron hasta el cansancio en muchas películas tipo "¿Y dónde está el policía?, parte 2 1/2". Supongo entonces que ya es un clásico.

Y me voy, a ver si mi compañera quiere hacer gorditas de masa con manos, brazos y hasta pies (igual y sale una gordita con forma de jarrito, jijiji).

Cuídate mucho y gracias por los videos.

Alfareramente, se despide,

El Unicornio de Barro.