miércoles, 9 de mayo de 2007

Mamá y los dulces


Mamichi





Antes que nada, felicidades a mi mamichi.

La mujer que más admiro y con la que tengo la dicha de poder compartir mi vida.

Jechu, eres mi veleta. Gracias por ser mi mamá. Y sobretodo, por enseñarme a ser mamá. La verdad es que no sé cómo le hacías, tanto trabajo y dos chamacos peleoneros. ¡Yo a veces desfallezco sólo con los chamacos!

Y aunque te choque este día, te mando un beso que luego te daré en persona.

Te quiere mucho, tu negra adorada.




Sobre los dulces





¡Siiiii! Soy un dulce muy especial. Lo cierto es que parece que tengo cara de caramelo o de nucita o de huevo kinder o de chicle bubaloo...cuando menos para mis hijos, que todo el tiempo me piden esas cosas. La casita de la foto venía llena de carámelos de menta y una hora después estaba igual de vacía como se ve. ¿Caramelos de menta? Yo no los comía ni por equivocación... pero ellos consumen cualquier cosa que tenga azúcar. Y como no los dejo comer muchos, pues se enojan y reclaman. Gerardo dice que nunca lo dejo hacer nada y Paulina refunfuña que ella le dejará comer a sus hijos todo lo que quieran. El otro día que desenvolvía un dulce a escondidas me preguntó si nunca descanso... No, mi Pau. Nunca descanso.

-¡Mafalda, apagá esa luz de una vez, que son las doce y pico!

-'Ta' bien. ¡Horas extras! ¡Además de ser la madre de una todo el día, encima hace horas extras!


Pausy Mausy


Hace 9 años festejé mi primer día de la madre con Pau en mi panza. Hasta ese día, los 10 de mayo me parecían un horror. He de confesar que me he integrado a la cursilería colectiva y hasta la disfruto, ahora soy una dulce madrecita.

Hablando de Dulces Madres... ¿será que los hice adictos al azúcar por comer como troglodita cuándo estaba embarazada? ¡No lo sé! ¡Ayuda! ¡Necesito respuestas!.







Mi Guille



- Pero ¿qué hacés Guille? Vas a despertar a mamá.

-¿Celoso porque vos no la conocés desde que naciste y yo si?


El pelón no se llama Guille. Pero hace lo mismo que el hermanito de Mafalda. Se mete en mi cama como gusanito y me dice que mi cama es el lugar más rico y calentito del mundo. Dice que soy "hermozza". Y yo le doy las gracias muy mona. No quiero convertirme en un futuro en otro tipo de mamá... la Mami Suegri. ¡No! ¡Horror! ¡Cruz, cruz!. Y aunque no niego que me halaga que mi chiquito piense que soy hermosa, siempre le digo que él crecerá y se irá, no importa si soy hermosa o no. ¡Bendito Edipo! Reconocerlo, difícil. No caer en la trampa, a veces más.

4 comentarios:

Cuquita la Pistolera dijo...

Muy feliz día de la madre Viviana, aunque con esos hijos se ve que eres feliz todos los días de tu vida.
Un abrazo

Ben dijo...

¡FELIZ DIA DE LAS MADRES!
Que hermosa familia tienes. Y se ve que saben apreciarte, que, creo yo, es lo más hermoso en la vida.

Abrazos

Viviana dijo...

Cuquita y Ben:

Muchísimas gracias por la felicitación.

¡Les mando todo mi cariño desde acá!

Un beso a ambos

Viviana

Miguel Cane dijo...

Viv,

¡Felicidades!

¿Qué puedo decirte? Todo lo bueno que tienes te lo has ganado a pulso.

Besos grandes
y un beso enorme a Marielena.

Te quiere,

M