domingo, 18 de noviembre de 2007

Cartitas a Santa Claus


La obsesividad materna, ha hecho que estos niños lleven días preparando sus cartitas. No queremos que Santa Claus deje las cosas hasta último momento y no le alcance el presupuesto...


He aquí la primera, recién salida de las manitas de Gerardo que suele ser el más decidido de los dos. Paulina sigue indecisa. Lo quiere todo, por supuesto.


La transcribo tal cual. Entre paréntesis las anotaciones de su madre:


1.- el video juego de power rangers.

2.- el video juego de los increivles (los increíbles)

3.- un sacho y un lucy (peluches semejantes a los premios de su escuela con esos nombres)

4.- la pelicula de Harry poter

5.- unos patines talla 6 (para la madre del chamaco)

6.- depilador de piernas (también para la madre del chamaco verdaaa)

7.- toda la quolecsion de tasos (colección de tasos. Taso: objeto de plástico o metal con dibujitos que viene en las bolsas de sabritas y que no sirve para nada, excepto para que los niños consuman más papas. Ojo: mamá indignada)

8.- una mamá no tan regañona (sin palabras...)

9.- una pelota o no asi o asi y primdis (?????)


nada más

gracias


Ay. Me ha matado esta carta. Hoy que la estaba haciendo me preguntó que quería yo pedirle a Santa Claus. Le dije que hiciera su carta y pidiera para él. Me contestó que Santa Claus sólo escucha a los niños, por eso tenía que pedir para mí. Mi vida...


Mi respuesta: "Pues sí. Pero yo tengo el e-mail de Santa. Nos lo dan a los papas cuando tenemos hijos. Y le reportamos a él directamente cuando los niños no se portan bien. Así que ponte abusado, pórtate bien y comeeee méndigo escuincle. A los niños que no comen no les trae nada Santa Claus".


A veces me siento la peor madre del mundo. Me pregunto si el chip de la manipulación se activa con el embarazo o ya lo traía desde antes.


En fin, en una de esas lo único que le trae Santa Claus a Gerardo es el punto número 8. Me imagino su cara...


Y ustedes ¿ya hicieron su cartita?

19 comentarios:

Carlota dijo...

Que belleza!!!!! Que rico es ser niño y tener esa ilusión.
Las mías han hecho la carta un millón de veces... espero que se decidan pronto...
Yo le voy a pedir un país Libre... a ver si me complace
Mil besitos

Ben dijo...

Jajajaja. Que maravilla que Santa ya entró a la era de la información. ¿Me pasas su e-mail? Porque como todavía no soy papá, y quizá nunca lo sea, no me ha llegado.

Me encantan tus posts, Viv. No nos abandones tanto! ;)

Besos

Viviana dijo...

Carlota:

Espero que las pequeñas se decidan pronto y que tu petición se cumpla. De todo corazón. Admiro tu valentía, te lo he dicho desde que te conocí en este mundo bloggero.

Ben:

El e-mail es confiencial, jeje. De hecho a mi mamá me amenazaba con escribirle a su dirección postal, pero en esta era elctrónica, los niños ya no saben que es eso. Tuvimos que modernizarnos y Santa con nosotros. Muchos besos

Paxton Hernandez dijo...

Llaménme amargado pero no me cae bien Santa jejeje.

Saludos, Viv!

Dalia dijo...

¡Qué rico! Te pide cositas para ti también, es generoso tu hijo, no es muy habitual en los niños que sólo piensan en si mismos cuando llegan estas fechas y se frotan las manitas pensando en todas la cosas que van a recibir.

Yo en mi carta ya que lo único que quiero está claro que no se me va a conceder, al menos que no prosiga este "annus horribilis" la salud no me de más sustos o que tenga más paciencia para sobrellevarla, que ahora mismo tengo muy poca.

Espero que tus niños sean tan buenos estos días que se lleven una alegría con los regalos y que tú también lo seas y también recibas algo agradable.

Sebastiana dijo...

A mí nunca me trajo Santa... sólo los reyes. Hasta le escribí, pero obvio a escondidas de mis papás... fue tan triste!

ismene dijo...

yo también quiero el mail de santa clos!!!
a mi como a sebastiana santa no me traía regalos. desde muy pequeña mis científicos padres me convencieron de que nada de esas cosas como los reyes magos, santa, el conejo de pascua, los montruos, el diablo y dios, existían.

yo, como sebastiana, también escribí una carta, como a eso de los cinco años: en mi escuela la maestra me terminó por convencer de que si la escribía y deveras deseaba lo que pedía, santa o los reyes (creo fueron los reyes...) se iban a acordar de mi aunque en mi casa no creyeran.

la escribí y pedí un Shamú. Aquellas personas que no crecieron como yo, cerca de la frontera norte de nuestro país quizá no sepan quién fue Shamú. Era la Keiko de por aquellos rumbos y vivía en un lugar fantástico de San Diego Ca. que se llamaba Sea World.

Mis padres antiyanquis nos llevaron ahi una sóla vez yo creo porque el amor al mar de mi madre oceanóloga no le permitió privar a sus hijas de tocar con sus manitas delfines y ballenas. Fuimos y me compraron con grande sacrificio el Shamú más diminuto de peluche que vendían en las tienditas de souvenirs. Se lo encargué a mi papá mientras yo metía las manos a un estanque lleno de estrellas de mar y más tarde que se arma el drama: mi papá perdió a Shamú. Ya no había dinero para comprar otro. Fue una tragedia.

Tons pedí mi Shamú de peluche en mi cartita. Mi mamá (que es una santa)olvidó toda la educación montesoriana que me metió hasta por las orejas y sus choros de "esas cosas no existen" y pasó varias noches cortando y cosiendo en su singer pedazos de peluche blanco y negro. Lo hacía frente a mi y cuando le preguntaba -mamá que haces? me respondía sabe que otra cosa que me dejaba a mi muy satisfecha y lejos de toda sospecha.

Llegado el día de reyes la maestra se disfrazó de rey mago y nos entregó a todos mis compañeritos y a mi sendos regalotes. No podía yo creer que deverdad los reyes se acordaran de mi! Mi regalo era un Shamú de peluche de como un metro de largo con cola y aletas, era como de mi tamaño! una ballenota!!!

Es el mejor regalo de navidad que he tenido, me cayó el veinte de que no existen esas cosas como los monstruos o los reyes, pero que está padre creer siempre que uno lo decida, y lo más padre fue que mi mamá me diera chance de creer aunque sólo fuera por un rato por que luego me di cuenta de que esas noches ella me estuvo haciendo mi regalo con sus manos...

En la recámara que era mía de la casa de mi mamá aun conservamos a Shamú. Ya está viejito, ya se le cayeron los botones que tenía por ojos, pero sus aletas y su cola siguen ahi con él. Yo lo quiero aunque huela a polvo. Sigue siendo mi mejor regalo.

ay Viviana siempre me haces recordad a mi mamá.

Cuquita la Pistolera dijo...

Oye, nunca había escuchado de que le mandaran e.mails a Santa. Pos sí, debí haberlo imaginado, ¿para qué gastar tanto papel?
Y me he muerto de la risa ¿por qué tus hijos te mandan un mensaje subliminal de que santa te regale una depiladora para las piernas?? Jajaja.
Besos

Anónimo dijo...

Cosiiita,
Si el mio me controla con la pura mirada..yo no se que va a ser de mi.

http://lasaventurasdepatito.blogspot.com/

Dalia dijo...

¡Qué historia tan preciosa la de ismene!Me ha emocionado.
¡Ole las madres salerosas!

Paxton Hernandez dijo...

¡Santa es el Diablo! Dar click aquí.

Jeje.

Un beso, Viv.

UnBlogDePelícula dijo...

Tan temprano ya han hecho sus cartitas? Yo pediria muchas cosas, pero la verdad, con un Santa asï me conformo...

Saludos!!

New Pop Kitchen Show! dijo...

viviana te puedo incluir en mi lista de links?

Viviana dijo...

Mi querido Paxton: A mí Santa Claus me está empezando a caer gordo también, jeje.

Dalia: Si, es un niño generoso. Ambos lo son. Estoy muy orgullosa de ellos. Espero que estés mejor de salud. Tienes razón. El comentario de Ismene es conmovedor...

Sebastiana: NUnca es tarde para pedirle.

Ismene: Me halagas. Por lo que dices de tu mamá y lo que he leído en tu blog, parece una mujer admirable. Me conmovió tu comentario, mucho. ¿Fuiste una niña Montessori? Mi hija también lo es. Por supuesto que puedes agregarme a tus enlaces, yo ya te agregué a los míos. Gracias por comentar.

Cuquita: Jaja. Lo de la depiladora lo escribió cuando me preguntó que quería yo. Yo creo que el pobre ni siquiera sabe que es eso...

Eduardo:Jeje. Yo también...Saludos.

Miguel Cane dijo...

Querido Santa:

Quiero que mi amiga Viviana me mande por e-mail algún número para contactarla porque ando de náufrago y ave sin nido, así que no sé que hacer para vral y mis e-mails no los pela.

También quiero paz mundial.

Y una receta permanente de Valium.

Gracias.

doña Jimena dijo...

Awesome!! Que selección tan padre. Definitivamente, una buena carta requiere miles de borradores. De otra forma un niño desconfiado (como mi hermana) podría poner a prueba a sus padres cambiando la carta durante la cena. Ahhh mandar cartas en globo era con Santa o con los reyes? Ay, la juventú y los regalos! Oiga, que gusto conocerla.
Saludos!!

Mary Carmen San Vicente dijo...

Estos chamacos no tienen llenadero, aquí al santa le hacen una carta más larga que el papel del baño y al santa que siempre le dan ganas de dejarles un pedazo de carbón a estos ¡pero bueno! Lo disfruto son lindos recuerdos, y que lindo que pidan para ti.

SAluditos !

Unicornio dijo...

Caramba! Me hiciste recordar cuando mis Avarim escribieron como uno de sus deseos, "conocer a los Reyes Vagos (perdón!, quise decir "Magos"!) o a Panza-Clós (¡otra vez! ¡Es "Santa-Clós"!!). Me pase un buen rato contándoles las Historias de Navidad de mi casi extinta familia, y aclarándoles que, aunque los Reyes y San Nicolás, aka "Santa Claus", SÍ existían (a ver, demuéstrenme que no existieron, caray!), eran (son) representación del Espíritu de la Navidad... y de todas las celebraciones de la Esperanza y la Bondad que heredamos de nuestros ancestros. De modo que estaba algo complicado que los conocieran en persona, con tanto trabajo como tenían, pero que no olvidaran que, en cualquier descuido, podrían conocerlos... disfrazados de personas buenas a su alrededor, como ángeles o almitas traviesas.

Creo que fui algo convincente, porque dejaron de solicitarlo en las siguientes cartitas (o quizás nos cacharon... vaciando el agua de la tina o regando alfalfa y arena por todo el patio... aunque debo deciros que en una de esas, clarito vi una huella de camello entre la arena, al día siguiente. Deveritas, deveritas...)

Un saludo nostálgico y afectuoso para tí y para tus encantadores peques, de parte de

el relator Unicornio.
P.D. y de los Avarim, también...

Mariluz Barrera González dijo...

Espero que con los años sofía no alargue la carta....

jajaja

Y es que me sorprende siempre su actitud tan clara y decidida... un regalo y no hay mas...

Este su primer año esperando a papá noel fue con una sola petición... una bicicleta amarilla.... cada que pasabamos por un centro comercial y veía a un SANTA... corría y se acercaba a decirle que por favor no se le olvide su bicicleta amarilla...

No está de mas decirte que el rostro que puso cuando vió su bicicleta amarilla fue de una emoción inmensa... para ella y para nosotros...

Me doy por bien servida... en estos días hasta ve la TV montanda en la bici.. jajaja.... ya te imaginarás.

Te dejo un abrazo muy grande Viviana por navidad que ya paso y por Año Nuevo que ya viene en camino....

Con todo mi cariño

Mariluz.